Algo debe morir y no es la literatura, Mr Vargas Llosa.

La más reciente columna de Vargas Llosa publicada en El País me sonó a regañada patriarcal

¿Será tiempo de escribir La Quijota y mofarse de las novelas que leyeron los escritores, Mario Vargas Llosa y Arturo Pérez-Reverte? Conocen la historia. Lo que no saben es que imparto clases de Español Avanzado a nivel medio, en El Paso, TX en Estados Unidos, y este año como hace diez, inicié con la lectura de El Quijote. Todavía lloro al leerlo en su lecho de muerte, acepta la ilusión que la lectura sembró en él, y el germinar en la risotada de los libros de caballería que se escribían en su tiempo. Quijano, logra matar a Quijote, la ignorancia, desaparece luego vuelve en la mirada de los lectores de todos los tiempos, ¿hasta cuándo y qué debe morir ahora? Observemos el peso que la literatura y los medios depositan en la mente de los jóvenes, mandatos, el rol de género, tonos, timbres, el purismo en el género literario, la violencia entre otros, -¿y si leemos a Gloria Anzaldúa, escritora de género híbrido, mexicoamericana? Ella propone la continuación de la reflexión en un poema, “ mis ideas no llegarían a concluir empleando un solo formato de escritura”-. Propuse.

Vaya, no estoy en contra del clásico maravilloso genio de la armadura súper oxidada. En Estados Unidos los hispanohablantes necesitamos leer en español, a pesar del timbrar masculino. En mi aula, trozos del caballero, este año, toc toc toc en el pizarrón para llamar al eterno Cervantes. Lo que no se puede evitar es los comentarios de los jóvenes cuando recuerdan otras lecturas. Cervantes y Tolkien reñían: "El Quijote es un lunático, me aburre" " Hobbits es divertido". "Bueno Hobbits es una raza a punto de ser hombre, son cortos”. "No". Gritan. "Son mejores que los hombres”. Inevitable lucha entre lenguas, autores y contenidos. La lección continúa y al final de la lectura, los/las estudiantes, retoman una escena que recrean ataviados de la armadura e investidura, única condición, reciclar el material, así como reciclamos las ideas sobre la literatura; tomas lo viejo y construyes algo nuevo simulando que se puede transformar pero no, para el caso es lo mismo, solo reproduces. Dulcinea en la cabeza confundida de Quijano, la idea de los pechos de marfil, ojos de arcos de cielo, mejillas de soles, dientes de perlas, labios de coral; es producto de belleza y virtud en el pensamiento obsesivo, esa idea da miedo. El Quijote, es un loco y los locos pueden decir lo que les de la gana y más en el mundo de la ficción, ¿verdad? Pero la Biblia no es ficción, para muchos es real, Eva fue creada de la obsesiva costilla de Adán. Y la misoginia de Pérez-Reverte es real, no crean que se queda en sus novelas.

No se necesita locura para darse cuenta que el mundo está al revés, la violencia se normaliza en casi todos los asuntos. No necesitamos escribir otra gran obra sarcástica que destroce algunas novelas, poemas o antologías de nuestro tiempo, tan gestadas en la neutralidad blanca, desprendidas de la vida de los escritores al ser criticadas, como si la crítica literaria fuera una gran maquinaria que vive independiente a conveniencia del poder, especialmente de los varones. Y luego, ellos saltan desde sus personajes de ficción a opinar y, ¿el mundo debe moverse en torno a sus construcciones?

Las mujeres estamos escribiendo lo que pensamos con respecto al mundo, no tenemos suficientes plataformas, las estamos construyendo. En el estado de Texas, frontera con el estado de Chihuahua, México, nuestro referente son las mexicoamericanas. Ellas nos han enseñado que no necesitamos las elocuentes figuras retóricas para denunciar la violencia física, psíquica, sexual, económica, psicológica y los contenidos sexistas en los libros y currículos, es asunto de la Nueva Mestiza. Cuando las oprimidas dejamos de ser víctimas, el depredador responde con lo que le queda, las letras legitimas, en este caso, "bien" escritas y a veces mal dichas, es el arma de Vargas LlosaPero disculpen, los malos son malos desde el inicio y ni todos los quijotes del mundo podrán cambiar el hecho de que liberar a los presos no es buena idea porque se irán en tu contra.

¿Le conviene a la buena convivencia permitir que Vargas Llosa siga interpretando la petición del decálogo feminista español de retirar de los ojos lectores a escritores abiertamente misóginos como Arturo Pérez-Reverte?

Les cuento sobre otra lección: Mural Literario, ya saben escritores de la pre guerra, post guerra, modernismo. ¡Boom latinoamericano!

-¿Por qué solo los hombres escribían?-

Preguntó una estudiante al leer el mural donde se proponían hombres en la historia literaria de lengua española.

-Buena pregunta- Respondí, las mujeres también escribían pero o no les daban los espacios o decidían guardar lo que escribían, o no las publicaban o eran la esposas abnegadas de los “grandes”. Recuerden que no tenían derecho a la educación y gracias al feminismo las mujeres vamos a la escuela.

¡ Estoy reproduciendo lo que aprendí en la carrera de Literatura en UTEP (Universidad de Texas en El Paso), allá a finales de los noventas!

Una vez pregunté por Isabel Allende y el maestro se burló de mí, ‘esa es comercial, jamás la veremos en estos cursos’. No sé si movida por el comentario, después de Retrato en sepia, deje de leerla, pero igual me pasó con García Márquez, saturados, pensé. No así con Juan Rulfo y Elena Garro, los padres del realismo mágico. Esperen, volví a Isabel Allende en un libro escolar, la re descubrí con El cuaderno de Maya, ¿acaso el machismo penetró mis conclusiones lectoras por eso la descarté? Años después a Isabel Allende le entregan el premio Nacional de Literatura 2010 en España, me pregunto si todavía el maestro sigue pensando igual, o si a partir de entonces los libros de texto públicos decidieron incluirla, debe ser. Ella dijo en entrevista, unos caballeros serios que me detestan porque yo vendo libros y ellos no venden, deciden a puerta cerrada, el asunto se coló a las calles y los lectores a través de las redes sociales, hablaron.

“Extraño, el genio de la literatura resultó ser hombre blanco, basta de torturas, si quieres desarticular a la bestia, ve adentro desde el activismo lingüístico” Dijo Cristina Rivera Garza durante una conferencia en El Paso, TX refiriendo a el idioma español y la literatura en Estado Unidos.

“Si quieres entrar a la bestia, debes identificarla, saber que existe en lo más profundo de tu sistema, luego activarte a través de los medios de liberación, el feminismo y el idioma español en Estados Unidos son un camino” Pienso.

Y la misoginia de Pérez-Reverte es real, no crean que se queda en sus novelas.

Siga mal interpretando la petición del decálogo feminista español de retirar de los ojos lectores a escritores abiertamente misóginos como Arturo Pérez-Reverte, Javier Marías.

Ah y Pablo Neruda a quien Vargas Llosa le avisora todo el éxito del mundo según en una entrevista con Aristegui. ¡Montoneros!

Recent Posts
Archive