Hoy se cumplen 2, 158 y 61 años

Lo que sucedió hoy desde temprana hora adquiere mayor relevancia que otros días, nacer y morir. Al final le cuento.

Recuerdo haber leído los consejos mucho antes de empezar a escribir, tal vez por eso:

1. Uno no termina con la nariz rota por escribir mal; al contrario, escribimos porque nos hemos roto la nariz y no tenemos ningún lugar al que ir.

* Aquí vine*

2. Cuando escribo no tengo la impresión de que mis historias sean tristes. En cualquier caso, cuando trabajo estoy siempre de buen humor. Cuanto más alegre es mi vida, más sombríos son los relatos que escribo.

* De acuerdo*

3. Dios mío, no permitas que juzgue o hable de lo que no conozco y no comprendo.

* Estoy tan iluminada. Jajaja*.

4. No pulir, no limar demasiado. Hay que ser desmañado y audaz. La brevedad es hermana del talento.

* No puedo evitar ser mujer cuando escribo*

"Las frecuentes menciones del placer, los susurros, el ambiente aterciopelado y demás, añaden a estas descripciones cierta retórica y monotonía, y enfrían, casi cansan. La falta de continencia se siente en la descripción de las mujeres (“Malva”, “En las balsas”) y en las escenas de amor. Eso no es oscilación y amplitud del pincel, sino exactamente falta de continencia verbal. Después es frecuente la utilización de palabras inadecuadas en cuentos de su tipo. Acompañamiento, disco, armonía: esas palabras molestan"Anton Chejov

5. Cuando escribo no tengo la impresión de que mis historias sean tristes. En cualquier caso, cuando trabajo estoy siempre de buen humor. Cuanto más alegre es mi vida, más sombríos son los relatos que escribo.

* ¡Yo soy el optimismo!*

6. Lo he visto todo. No obstante, ahora no se trata de lo que he visto sino de cómo lo he visto.

*Me falta ver *

7. Es extraño: ahora tengo la manía de la brevedad: nada de lo que leo, mío o ajeno, me parece lo bastante breve.

*Pienso que voy a vivir varios años*

8. Cuando escribo, confío plenamente en que el lector añadirá por su cuenta los elementos subjetivos que faltan al cuento.

* El que lee escribe*

9. Es más fácil escribir de Sócrates que de una señorita o de una cocinera.

* Sigo sin entender a los filósofos *

10. Guarde el relato en un baúl un año entero y, después de ese tiempo, vuelva a leerlo. Entonces lo verá todo más claro. Escriba una novela. Escríbala durante un año entero. Después acórtela medio año y después publíquela. Un escritor, más que escribir, debe bordar sobre el papel; que el trabajo sea minucioso, elaborado.

*Guardé Polvos de manzana cuatro años, la escribí en 1 año, la bordé 40 años, ahora está a la luz en internet y sigue a oscuras. Escribí Mujeres cósmicas en 1 año, esa novela se sigue bordado sola, es el mismo demonio suelto en la red y ya va para las 1000 páginas, ahí que siga la bruta. Escribí San York Kluni en dos años. Guardar lo que se crea es de hombres, las mujeres somos muy comunicativas.

Continúo escribiendo para mí, mi editora y este blog pedorro*

11. Te aconsejo: 1) ninguna monserga de carácter político, social, económico; 2) objetividad absoluta; 3) veracidad en la pintura de los personajes y de las cosas; 4) máxima concisión; 5) audacia y originalidad: rechaza todo lo convencional; 6) espontaneidad.

* Y a México que se lo cargue la chingada, yo escribiré sobre nifetas y pedófilos que al cabo que se lee muy cool y en el país no hay feminicidio!*

12. Es difícil unir las ganas de vivir con las de escribir. No dejes correr tu pluma cuando tu cabeza está cansada.

* Ni por error escribo por encargo o por necedad, solo cuando es necesario*

13. Nunca se debe mentir. El arte tiene esta grandeza particular: no tolera la mentira. Se puede mentir en el amor, en la política, en la medicina, se puede engañar a la gente e incluso a Dios, pero en el arte no se puede mentir.

* La honestidad es parte de la belleza*

14. Nada es más fácil que describir autoridades antipáticas. Al lector le gusta, pero sólo al más insoportable, al más mediocre de los lectores. Dios te guarde de los lugares comunes. Lo mejor de todo es no describir el estado de ánimo de los personajes. Hay que tratar de que se desprenda de sus propias acciones. No publiques hasta estar seguro de que tus personajes están vivos y de que no pecas contra la realidad.

* Dios me libre de los versos aglutinados y de los que los notan y de los que juzgan los lugares comunes*

15. Escribir para los críticos tiene tanto sentido como darle a oler flores a una persona resfriada.

*¿Críticas o cretinas?*

16. No seamos charlatanes y digamos con franqueza que en este mundo no se entiende nada. Sólo los charlatanes y los imbéciles creen comprenderlo todo.

* Y las feministas, las criticas literarias, los jueces, los sanadores, los Millenial, las/los estudiantes, los acaémicos*

17. No es la escritura en sí misma lo que me da náusea, sino el entorno literario, del que no es posible escapar y que te acompaña a todas partes, como a la tierra su atmósfera. No creo en nuestra intelligentsia, que es hipócrita, falsa, histérica, maleducada, ociosa; no le creo ni siquiera cuando sufre y se lamenta, ya que sus perseguidores proceden de sus propias entrañas. Creo en los individuos, en unas pocas personas esparcidas por todos los rincones -sean intelectuales o campesinos-; en ellos está la fuerza, aunque sean pocos.

*Olé*

Nota: Los números son consejos del escritor ruso Anton Chejov y el asterisco es mi comentario.

FIN (www.ciudadcevia.com)

Hoy hace dos años partiste ¡Chiquita Mamá! moriste con la esperanza de resucitar en Cristo y la frase, bendiciones a todos mis hijos e hijas.

Y yo quedé enojada, hacía berrinche mientras tú te ibas. Lloré, lloré de rabia hasta navegar al otro lado, donde no había tristeza.

¡Feliz viaje, mamá! Elodia Aguirre Soto

Elodia Aguirre

Elia Barceló (Elda, Alicante, España, 29 de enero de 1957) es una escritora española.

Estudió Filología Anglogermánica en la ciudad de Valencia en 1979 y Filología Hispánica en las universidades de Alicante e Innsbruck, Austria, obteniendo el doctorado en esta última en 1995. Desde 1981 reside en Austria, donde es profesora de literatura hispánica.

Se la considera una de las escritoras más importantes, en lengua castellana, del género de la ciencia-ficción, junto con la argentina Angélica Gorodischer y la cubana Daína Chaviano. Las tres forman la llamada "trinidad femenina de la ciencia-ficción en Hispanoamérica".

29 de enero

Anton P. Chéjov

Un día como hoy pero del año 1860 nace Anton P. Chéjov, dramaturgo ruso. Su nombre quedó en la historia de la literatura como uno de los grandes maestros del cuento

Recent Posts
Archive