Día del Libro (Lectura en la Técnica #44)


Es muy femenino el amor de la gracia cultivado a través de la literatura.

Gabriela Mistral

Si quieres saber sobre lo sutil, prueba leer; si quieres crear un nuevo molde donde deposites el barro de tus experiencias, escribe, pinta, esculpe, no hagas daño, intenta comprender que tus enemigos/as son amigos/as perdidos/as y que los libros continuarán en blanco si no los lees. En tiempos de caos, incompresión y violencia, la imaginación en la literatura ha comprobado representar una especie de salvación. Desde El Quijote a Cristina Pizán (primer mujer escritora) hasta Sor Juana, Gabriela Mistral y Rosario Castellanos, la figuras retóricas varias nos auxilian a plasmar la oscuridad mientras nos alumbra la esperanza del futuro/a lector/a. La literatura, si alcanza la estética logrará el propósito, liberarnos del tedio de la vida y la cruda realidad.

¿Qué es la estética? Es un juego que nos mantiene atentos, cuidadosos, no es un juego oscioso decía Gloria Anzaldúa. La estética estudia lo bello en la naturaleza e involucra cada uno de los sentidos e incorpora o descarta la materia prima para el arte. Para Sor Juana Inés De La Cruz, la estética es la concepción de la vida como obra de arte, encontrar la verdad en lo que uno se puede dar a sí misma, poner en la propia vida el genio de artista.

Ciudad Juárez no había sido una ciudad donde la literatura nos cubriera con su manto, al contrario, debido a lo agreste de nuestro clima, a las habitantes nos preocupa cubrir necesidades básicas como el vestido, la alimentación, cuidar la relaciones entre unos y otras para conservar el calor necesario durante el duro invierno. Aquí las mujeres y los hombres salimos a trabajar, estudiar, no había tiempo para el arte o las expresiones literarias.

Nos vemos en la necesidad de reinventarnos cuando el terror forma parte de nuestro diario vivir. Ahora, el tiempo nos habla de la oportunidad de crear nuevos espacios, nuevas formas de relacionarnos, entre esos espacios cabe la expresión literaria en las escuelas de todos los niveles, cabe la promover la literatura en espacio no comunes como el transporte público, los restaurantes, las casas, nuestros barrios. Formar un espacio sagrado no solo es cuestión religiosa, el arte puede abarcar esa necesidad humana de conectarnos con lo divino, la lectura puede ser nuestro rezo diario, distinguir entre buena o mala literatura es tarea fundamental del maestro/a, ellos, ellas deben guiar a sus alumnos/as y comunidad al convertirse en lectores ávidos e intelectuales orgánicos, serán nuestros trabajadores/as culturales. Es en los/las maestros/as que el mundo se cuidará a pesar de sus horrores, el Amor Mundi solo será posible si valoramos el ejercicio doncente, dice Hannah Arendt.

Es tiempo de ver la posiblidad de la nueva mestiza, donde se retoma el concepto de la frontera como espacio geográfico para redifinir su significado como lugar de resistencia y posicionamiento político, a partir de la escritura que se desliza entre el ensayo, la poesía, el cuento, la novela, donde la literatura decoloniza nuestro mestizaje y honra lo indígena, le da vida en el grafema, le da forma serpentina y se encuentra en constante movimiento para abordar lo que antes había sido silenciado. La propuesta es definir una nueva identidad a través del arte, la lectura, la escritura orgánica, la creación.

En esta revista literaria, Antología de cuentos escritos por estudiantes de la Secundaria Técnica #44, usted, lector/a entrará al mundo de Rosas blancas y orquídeas, Recuerdos de mi ciudad, Amarte a ti misma, en una especie de autobiografía, el primer intento para crear literatura. La propuesta es leer en gracia para cultivar lo que tanto hace falta en este tiempo, sembrar la semilla de la madre simbólica en hombres y mujeres. Una semilla para abrazarnos y sacudir el polvo de nuestra cabeza. Una vez despejado el polvo, brotará desde nuestra alma la gran idea que se une a otras ideas a formar la masa crítica para la transformación de nuestro entorno.

Emplearemos nuestros recursos actuales, y alejados de ambiciones mórbidas daremos los pasos hacia el mundo justo, expresivo, respetuoso de la diversidad. Reconstruiremos el sistema educativo, económico, político, social, cultural, artístico, literario. Redefiniremos palabras como poder, masculinidad, política, docencia, éxito. A través de la lectura nos armaremos para acordar el camino a seguir.

Gracias

Recent Posts
Archive